Acerca de

Contenido de la Plataforma

Descripción

La Plataforma CDMX contiene información georeferenciada de los inmuebles que sufrieron alguna afectación, los dictámenes técnicos emitidos por el Instituto de Seguridad para las Construcciones del Distrito Federal (ISCDF), los directores residentes de obra o los corresponsables en seguridad estructural. En cada caso, existe un Dictamen que da cuenta de la situación que guarda cada inmueble. Así se garantiza la mayor certeza jurídica tal y como señala la Ley para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la CDMX, en una Ciudad cada vez más resiliente.

Adicionalmente, se muestra una imagen del predio afectado, al igual que datos socioeconómicos de la zona en un radio de 200 metros, con información obtenida del Censo de Población y Vivienda de 2010 y del Censo Económico de 2014 del INEGI. La Plataforma será alimentada en su momento por los seis censos que marca la ley.

En este sentido, la Plataforma se transforma: de un inventario emergente de los daños causados por el sismo a un instrumento de certeza jurídica en beneficio de los afectados.

Clasificación de los inmuebles

Para facilitar al público usuario la consulta de la información de la Plataforma CDMX se habilitaron seis categorías para verificar la condición de los inmuebles afectados:

  1. Derrumbes
  2. Demoliciones
  3. Riesgo alto
  4. Riesgo medio
  5. Riesgo bajo
  6. Primeras evaluaciones

Explicación de las categorías

  • Derrumbes: Corresponde a los colapsos que sufrieron inmediatamente los inmuebles en el sismo del 19 de septiembre de 2017.
  • Demoliciones: Son inmuebles que cuentan con un Dictamen emitido por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal (ISCDF) en la categoría de alto riesgo de colapso, situación que indica la existencia de condiciones de inestabilidad que presenta el inmueble y que pone en riesgo la seguridad de los ocupantes, vecinos y peatones.
  • Riesgo alto: Implica que para garantizar la seguridad de los habitantes son inmuebles que no pueden ser ocupados y deberán ser sometidos a un proyecto de reconstrucción y reforzamiento estructural avalado por un Corresponsable en Seguridad Estructural.
  • Riesgo medio: Implica la necesidad de que el inmueble sea rehabilitado de acuerdo con un proyecto de mantenimiento integral y reforzamiento avalado por un Corresponsal en Seguridad Estructural.
  • Riesgo bajo: Implica que el inmueble presenta las mismas condiciones estructurales que tenía antes del sismo y pudo haber presentado daños menores en elementos decorativos.
  • Primeras evaluaciones: Contiene las cédulas postsísmicas que se realizaron en los primeros días posteriores al sismo del 19 de septiembre de 2017 por alguna autoridad o institución.